[ALIMENTACIÓN INFANTIL]: BABY LED WEANING O ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA A DEMANDA

El ” baby led weaning ” es un término en inglés que sirve para definir lo que se conoce como alimentación complementaria a demanda. Hemos considerado interesante tratar este tema en nuestro primer post sobre alimentación infantil para ofrecer una visión diferente sobre la introducción de sólidos para bebés .

Lo más común es que los niños se introduzcan en el mundo de la alimentación sólida mediante las famosas papillas y hasta hace poco no se conocían muchas alternativas para realizar este cambio. La alimentación complementaria a demanda ofrece una visión diferente basándose, sobretodo, en la capacidad del bebé para autoalimentarse y para disfrutar de la comida desde una perspectiva natural basada en su desarrollo motriz y cognitivo.

Desde el nacimiento hasta los 6 meses y siguiendo las recomendaciones de la OMS y de las diferentes asociaciones pediátricas los niños deben alimentarse única y exclusivamente con leche materna. No hay ningún tipo de alimento que pueda sustituir los beneficios de la leche materna durante esta etapa. Es tarea de los médicos y del resto de profesionales sanitarios ofrecer información a las madres y futuras madres de los beneficios de la lactancia materna y ofrecer también soluciones a todas aquellas mujeres que tienen dificultades para poder dar el pecho a sus bebés.

Esto implica, por un lado, intentar solucionar problemas de tipo fisiológico como puedan ser mastitis , dolores, creer que no se tiene suficiente leche, etc., y los problemas de carácter psicológico. Debemos tener en cuenta que las madres que acaban de dar a luz están pasando por un momento bonito y estresante a la vez. Es un momento de felicidad pero también de dudas, confusión , miedo … Por eso es necesario que haya personal dedicado a cubrir sus necesidades ya resolver dudas. La lactancia materna es la mejor opción para el niño ( y reporta innumerables beneficios también para la madre ) pero tendremos que respetar siempre su decisión. Ella tiene la última palabra.

A partir de los 6 meses aproximadamente y teniendo en cuenta siempre el nivel de desarrollo del niño, podremos empezar a llevar a cabo la introducción de alimentos sólidos.

Con la alimentación complementaria a demanda lo que se hace es ofrecer al niño trozos de alimentos que sean fáciles de digerir para que sea él mismo quien experimente y que se alimente y también se sigue con la lactancia materna hasta que la madre lo desee. De esta manera nos aseguramos de que mientras el niño empieza a experimentar con los sólidos tiene sus necesidades nutricionales cubiertas.

Hay una serie de aspectos que se deben tener en cuenta antes de empezar a poner en práctica la alimentación complementaria a demanda. Os los enumeramos a continuación:

-El bebé sabe estar sentado

-No tiene el reflejo d’extrusión (expulsa de la boca todo lo que no es leche)

-Sabe manipular objetos bucalmente

-Muestra interés por la comida de los “mayores”

¿Qué beneficios aporta este tipo de alimentación?

shutterstock_93460585

Los principales beneficios que esta alimentación reporta al bebé es que estamos confiando en su propia capacidad para alimentarse y autoregularse . Los niños son capaces de hacer muchas más cosas de las que a veces pensamos o queremos que hagan porque tenemos miedo. Y es normal. Pero si fomentamos espacios de confianza y de aprendizaje los niños sabrán desenvolverse con soltura ante nuevas situaciones. Con la alimentación complementaria a demanda fomentamos la autonomía y el gusto por la comida. A veces , consideramos que las papillas son la mejor opción para evitar ahogamientos, pero si el niño está preparado para comer sólidos, no se atragantará.

Por otra parte, debemos considerar también  los gustos de los pequeños. Aunque intentamos siempre elaborar platos nutricionalmente completos, a veces no tenemos en cuenta si les gustará o no les gustará . Debemos pensar que nosotros como adultos hay alimentos que nos gustan más que otros. A ellos les pasa igual :)

¿Cuál es el ambiente idóneo para empezar con la alimentación complementaria?

¡Pues en la mesa! El momento perfecto es cuando nos juntamos todos para el desayuno, comida, merienda o cena. Lo mejor es presentar al niño a su trona y ofrecerle algún pedacito de nuestra comida (¡sin sal ni azúca !). Esto también beneficiará a los padres porque no tendrán que pensar en elaborar platos diferentes para cada miembro de la familia .

¿Qué le damos?

Le podemos ofrecer verduras al vapor, hervidas y al horno, fruta fresca, tiras de pollo, etc. Al principio, el niño manipulará el objeto con las manos y con la boca, comerá poco, pero a través del juego se irá familiarizando con nuevos alimentos. Algunas opciones para que te hagas una idea de lo que le podéis ofrecer: aguacate, patata hervida , brócoli al vapor , zanahoria cocida, boniato al horno, tiras de pollo , pasta, tortillita … Los alimentos se introducirán siempre de uno en uno sin mezclarlos para identificar posibles intol·leràncies o alergias alimentàries

Lo que NO debemos darle: sal, azúcar, alimentos fritos, mariscos, conservantes, colorantes, piezas de fruta con hueso, frutos secos y semillas, alimentos con mucha fibra (integrales) , comida basura en general (ni golosinas, ni patatas de bolsa, ni galletas industriales, etc.)

 

Como puedes ver, la alimentación complementaria a demanda no es otra cosa que seguir el curso natural del desarrollo de los niños ofreciéndoles espacios de seguridad y confianza para que sean autónomos en el proceso de alimentarse.

¿Habéis seguido vosotros este método? ¿Conocéis otras fórmulas par introducir los sólidos? ¿Quèé opináis del baby led weaning? 

Espeamos vuestras opiniones y recomendaciones en nuestor Facebook o en nuestro correo electrónico: contact@mesquelletuga.es

 

 

Si te ha gustado, comparte.Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Recent Posts

Leave a Comment