IDEAS PARA EL DESAYUNO

¿Por qué el desayuno tiene que ser diferente a cualquier otra comida del día?

Pues porque a algunos les ha venido muy bien poder vender cereales empaquetados ricos en hierro, galletas avaladas por la Asociación Española de Pediatría, leches enriquecidas con omega 3, magdalenas ricas en calcio y demás “guarrindongadas” y productos pseudoalimentarios.

Lo cierto es que el desayuno ni es la comida más importante del día ni hace falta que consumas nada que venga en una caja o bote expresamente para el desayuno.

Es decir, no hace falta tomar leche con cacao, ni pan con mantequilla y mermelada, ni sobaos, ni bollos de leche, ni crema de cacao con avellanas, ni zumos con alto contenido en vitamina C, etc.

El desayuno no tiene por qué ser una comida especial o diferente al resto de comidas del día.

¿Qué significa eso?

Pues que para desayunar puedes comer cosas tan deliciosas y saludables como estas (y ojo, que vienen sin etiquetas):

Huevos: en todas sus formas. A la plancha, tortilla, revoltillo, con verduras, en versión dulce con aceite de coco y cacao, con plátano, con manzana y canela, con pera y vainilla… ¡Que vivan los huevos! Este de aquí es mi desayuno favorito.

desayuno saludable

Legumbres: en forma de crema. Sí, puedes desayunar un delicioso hummus con unos bastoncillos de verdura o un paté de lentejas sobre pan de sarraceno. Está rico riquísimo.

-Lácteos: si te gustan y no te ocasionan problemas, puedes tomarlos. En su forma natural y mejor de cabra: quesos, yogur, kéfir… Acompañados de fruta, de semillas, de frutos secos, etc., están riquísimos. Si tienes dudas sobre los lácteos te recomiendo que leas este artículo en el que aclaro algunos de los mitos alrededor de este alimento que siempre despierta tanta polémica.

-Frutas y verduras: en crema, con un porridge, con un pudding de chía, en la tortilla, acompañando pescado o huevos, una ensalada (sí, ¡para desayunar!) …

-El aguacate: el Dios del desayuno, mi amor eterno. En forma de guacamole, acompañado unos huevos a la plancha, con una ensalada y sardinillas, solo con aceite y sal… El aguacate queda bien con todo, queridos míos.

DESAYUNO SALUDABLE

-Pescado: me encanta desayunar un poco de salmón marinado, unas sardinillas con huevos o un lomo de bonito en AOVE. Puedes comerlo en forma de “bocata” entre dos rebanadas de pan paleo. Será un desayuno alto en grasas que te ofrecerá energía y claridad mental.

-Pollo y otras carnes: ¿quién ha dicho que para desayunar no puedas comerte las sobras de la cena? Yo siempre aprovecho los restos del estofado de ternera o pollo desmigado para combinar con los huevos o con cualquiera de los panes que te he comentado. Como te decía, el desayuno no tiene por qué ser distinto a otras comidas…

Y hasta aquí mis recomendaciones. Para que después digáis que os faltan ideas para el desayuno.

Que el tiempo no sea una excusa, por favor. Siempre puedes dejar algo listo en un tupper o si quieres, no desayunar, que no vas a entrar en cetosis ni nada por el estilo 

PD: No pasa nada si no desayunas. Yo no lo hago la mayoría de días porque me encanta ayunar, le sienta bien a mi cuerpo y también ofrece interesantes beneficios para el organismo.

Si por la mañana te levantas sin hambre, no fuerces la máquina y acabes desayunando porquerías “para llevarte algo a la boca”. Come con hambre y que sea comida de verdad.

Cuéntame, ¿qué desayunas tú habitualmente?

Si te ha gustado, comparte.Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Recent Posts
Showing 4 comments
  • Mari Carmen
    Respon

    Aaah, mira que bé. Abans de llegir s’ebook des Reto Comer bien, nava preocupada perqué darrerament no faig més menjar-me una poma i prou, en tot es matí, i d’això ja deu fer un mes i mig… I pensava.. “He de menjar alguna cosa més, nomes una poma no és res…” I bueno, llevor ja em vaig quedar més tranquil·la. Jeje

    • Mes que lletuga
      Respon

      Al final és aprendre a escoltar-se i a reconnectar de nou amb la sensació de fam real.
      Si tu amb la poma tires i la resta de menjades que fan estan bé, no hi ha cap problema! 😉

      Una abraçada Mari Carmen!

  • Irene
    Respon

    Me encanta el momento desayuno… es mi momento de calma, donde me organizo el dia. Cierto es que hay dias que no me apetece comer demasiado, entonces solo como fruta y un cafe con leche vegetal. Si tengo hambre prefiero el dulce al salado… aunque el aguacate con tomate es una opción que me chifla. Tengo que reconocer que unas gachas de avena tambien son de mis desayunos favoritos… aunque desde que hicimos el reto #comerbien2018 la tortilla de plátano gana por goleada!

    • Mes que lletuga
      Respon

      A mi también me encanta, y eso que no soy muy de desayunar. Pero a veces junto desayuno y comida y es perfecto.
      Lo importante es aprender a escucharse. Me alegro un montón de que aproveches algunas recetas del reto. Me hace mucha ilusión.
      un besote preciosa.

Leave a Comment