TARTA CRUDIVEGANA DE MOUSSE DE CHOCOLATE

Si hay una cosa a la cual no podríamos renunciar de ninguna manera es a la de disfrutar de unos buenos postres de vez en cuando. A pesar de que los dulces no forman parte de nuestro día a día, esporádicamente, nos gusta disfrutar de un buen pastelito. Eso sí, tenemos que intentar que sean postres que después no nos pesen, que no nos hagan sentir “culpables” o que no nos carguen demasiado el organismo.

Los postres crudiveganos ofrecen una grandísima variedad de propuestas y hoy os queremos presentar una de ellas. se trata de un pastel semifrio de mousse de chocolate. ¿Y sabéis con que está hecha esta mousse? Pues nada más y nada menos que ¡con aguacates! Van  de fábula con el dulce aunque os pueda parecer una locura. Y si no os lo creéis, cogéis papel y lápiz porque os aseguramos que este pastel crudivegano os dejará con la boca abierta.

¡Manos a la obra!

pastís2

Ingredientes


Para la base:
250g de avellanas crudas (remojadas media hora)

6  dátiles Medjoul

2 cucharadas de cacao puro en polvo

Para la mousse:
2 aguacates maduros

1 plátano

4 cucharadas de jarabe de agave

4 cucharadas de aceite de coco

4 cucharadas de cacao puro en polvo

Para la cobertura:
2 cucharadas de aceite de coco

2 cucharadas de cacao puro en polvo

Un puñado de avellanas o nueces trituradas


Procedimiento

  1. Introducimos todos los ingredientes para hacer la base dentro de una batidora americana o picadora. Los trituramos hasta que estén integrados. Pueden quedar grumos. Metemos la pasta dentro de un molde desmontable y la presionamos para que quede muy compacta en la base. La reservamos en la nevera.
  2. Para hacer la mousse, introducimos todos los ingredientes dentro de la batidora de vaso y trituramos hasta que sea una masa homogénea. Colocamos la mezcla sobre la base del pastel que hemos guardado previamente en la nevera con la ayuda de una espátula para que quede la superficie plana y lo reservamos durante una o dos horas hasta que haya solidificado.
  3. Antes de servir el pastel, hacemos la cobertura mezclando el aceite de coco y el cacao. Espolvoreamos el pastel con las avellanas o las nueces trituradas y con la cobertura de cacao.
    Desmontamos con cuidado y servimos.
  4. ¡Qué aproveche!
Si te ha gustado, comparte.Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Recent Posts
Comments
pingbacks / trackbacks

Leave a Comment