¿TE UNES AL #RETOZEROWASTE?

¿ES POSIBLE VIVIR SIN GENERAR RESIDUOS? #RETOZEROWASTE

Esta es la pregunta que me hago desde hace ya bastante tiempo. Y necesito, al fin, poder darle respuesta.

¿Qué pasa cuando tu manera de pensar no está alineada con tu manera de vivir? Esto es lo que yo siento en este momento. Te cuento por qué.

Si sigues este blog o mi Instagram verás que soy una persona que defiende el consumo responsable y orgánico. Me interesa la producción local, la agricultura ecológica y el estilo de vida natural y saludable.

Te he hablado alguna vez por aquí de cómo limpiar tu hogar sin tóxicos, por ejemplo, o de conceptos como el comercio de proximidad. Pero lo cierto es que, aún defendiendo estas ideas, siento que algo que falla en mi modo de vivir.

Realizo mis compras semanales en comercios de la isla, en herboristerías o tiendas ecológicas. Bajo a la ciudad (en coche), compro lo que quiero y lo meto en una bolsa de plástico (de esas “ecológicas” que te regalan en la tienda), lo meto todo en el coche y vuelta para casa.

Empiezo a sacar las cosas que he comprado de las bolsas y empiezo a ordenar: una bolsa de plástico por aquí, una caja de porexpan por allí, un envoltorio de plástico para mis nueces, una caja de cartón para mi pan de sarraceno, un paquete para las algas, otro para el té… Y sin a penas darme cuenta tengo los sacos de basura llenos.

Evidentemente tengo un saco para el plástico, otro para el cartón, otro para los deshechos orgánicos y otro para el cristal. Pero… ¿Cómo es posible que estén TAN LLENOS CADA DÍA?

Me harto de bajar el saco de los plásticos. De hecho me da rabia que justamente el del cristal y el cartón sean los que están siempre más vacíos.

¿Cómo es posible que yo, que lo compro todo orgánico, esté generando tal cantidad de residuos?

¿Has sentido alguna vez que tus acciones no están alineadas con tus principios? Así me siento yo ahora mismo.

Por eso he decidido poner punto final a esta locura. Se acabó. Me he cansado de ser parte del desastre ecológico que sufre el planeta. No puedo permitírmelo. No podemos permitírnoslo.

Voy a empezar a cambiar mis hábitos como consumidora. Pero de verdad, no esta falsa ecología que nos hace dormir mejor por la noche pero que nos convierte realmente en parte del problema.

A partir de este lunes 11 de Septiembre voy a intentar reducir al máximo mi impacto sobre la Tierra.

No quiero más bolsas de plástico, no quiero más embalajes inútiles ni tampoco más cajas de cartón reciclado. Voy a empezar a aplicar los principios del estilo de vida #zerowaste.

 

reto zero waste

Un estilo de vida sin basura en 7 pasos:

  1. Rechaza lo que no necesitas.
  2. Reduce lo que necesitas.
  3. Reusa todo lo que puedas.
  4. Recicla lo que no puedas rechazar, reducir o reusar.
  5. Busca un hogar para lo que ya no necesites o quieras.
  6. Replanta las semillas de lo que cultivas.
  7. Haz compost con el resto.

 

INSPÍRATE

Para empezar un reto debes estar motivado y haber encontrado la inspiración suficiente como para llevarlo a cabo. Me he pasado semanas buscando información, viendo vídeos de Youtube, mirando documentales, leyendo artículos y libros y siguiendo cuentas de personas que llevan este estilo de vida.

Te recomiendo que hagas lo mismo. Entra en tu red social favorita y teclea las palabras “zero waste” o vivir sin basura. Encontrarás muchísima información de cómo pasar a la acción.

Mis recursos favoritos para inspirarme.

Webs bonitas:

Canales de Youtube:

 

¿CÓMO VOY A LLEVAR A CABO EL #RETOZEROWASTE?

Reto zero wasteSé que el cambio no va a ser fácil y que tampoco va a ser perfecto.

No me quiero agobiar ni querer cambiar de golpe y porrazo todo mi estilo de vida porque acabaría por desgastarme y abandonar.

Quiero hacer las cosas poco a poco, lo mejor que pueda pero sin castigarme ni sentirme culpable si en algún momento fallo.

Creo que el hecho de hacerse consciente de que hay un problema y querer cambiarlo ya es un paso muy grande, por lo que lo demás ya irá viniendo solo, con voluntad y ganas de aprender.

Para comenzar he pensado en algunas cosas que puedo ir incorporando a mi día a día de forma sencilla y sin estrés.

Te lo voy contando aquí abajo:

Ir al mercado o al supermercado con bolsas de tela, tarros de cristal y tuppers para evitar usar embalajes y bolsas de plástico. Lo ideal sería poder comprarlo todo a granel pero no es fácil. Empieza por comprar a granel los cereales, las legumbres, los frutos secos, las semillas, etc. Seguro que en tu barrio hay alguna tienda a granel. Infórmate.

-Para la carne y el pescado he optado por llevar tuppers de cristal y tarros grandes. Sé que en algunos sitios voy a tener dificultades, pero seguro que me topo con alguien con buena voluntad que me va a tarar la báscula y me ayudará.

Salir de casa con mis snacks en un tarrito de cristal y con una cantimplora de agua. Así no tendré que comprar botellas de plástico ni snacks empaquetados.

Más bici, más transporte público y más piernas. Vivo en una isla, pero las comunicaciones no son fáciles. Y el transporte público no es el mejor del mundo… Pero he ido a por una bici de segunda mano, ayer bajé en bus a la ciudad y volví andando a casa. Así, a lo loco. Jajaja. La verdad es que me sentó de maravilla, no me estresé buscando párking y disfruté de la ciudad de una manera especial, diferente. ¿Te animas?

Las servilletas de tela volverán a estar de moda. Se acabo tanto papelito para limpiarse las manos y el morro en todas las comidas. A partir de ahora, como mis abuelos, con servilleta de tela.

-He decidido comprarme una copa menstrual y dejar de usar tampones. Los usaba ecológicos pero menuda cantidad de basura cada més. Creo que será un buen cambio, tanto para mi como para el medio ambiente.

Cocinar más. Sí, cocinar nosotros mismos evita que compremos tantos precocinados y comida indeseable. Es mucho mejor preparar en casa una buena salsa de tomate, elegir las verduras de tu estofado y poner en remojo los cereales, legumbres, frutos secos y semillas para digerirlos mejor. Sí, vas a ayudar al medio ambiente y a tu salud en tu propia cocina. ¿Ya has elaborado tu menú semanal para ahorrar dinero y comer mejor? 😉

Estos son los primeros pasos que voy a llevar a cabo para reducir mi huella en este planeta. Como te comentaba antes sé que va a ser un poco complicado al principio pero confío en el camino. Va a ser un aprendizaje maravilloso.

Me quedará pendiente aprender a elaborar mis propios jabones y productos de belleza. Algunas cositas ya las hacía yo en casa pero ahora será todo un reto.

Como quiero ir despacio y que no sea un subidón de primeras, voy a esperar a terminar algunos productos para no tirarlos: maquillaje, jabones, cremas, detergentes… De hecho, si tienes consejos que quieras compartir conmigo estaré encantada. En Instagram ya me han escrito algunas personas y, la verdad, me encanta contar con tus ideas.

¿CÓMO PUEDES UNIRTE AL RETO?

Pues facilísimo. No necesitas nada más que la voluntad y la ilusión de emprender un estilo de vida más sencillo y libre de basuras. Cualquier pequeña acción cuenta.

Yo voy a estar compartiendo todos mis progresos en mi red social favorita, Instagram.

Todo lo que comparta en las fotos o en las “stories” irá etiquetado con el hashtag #RETOZEROWASTE.

Te animo a que tú también lo uses para compartir tus logros, para hacer preguntas, ofrecer tu ayuda, aportar ideas… ¡Lo que te apetezca!

Cuando nos rodeamos de personas con las mismas inquietudes e intereses que nosotros, creamos bonitas comunidades de aprendizaje. Es una de las cosas que más me gustan de poder estar conectada con el resto del mundo a través de las redes.

Así que ya sabes, anímate a subir tu foto con el hashtag #retozerowaste y hagámos del mundo un lugar todavía mejor.


¡ATENCIÓN!

Si eres de Eivissa, puede que te interese formar parte de la comunidad “Eivissa Zero Waste” que he creado en Facebook.

Para los que quieren vivir sin plástico y sin generar residuos. Un espacio para compartir ideas, buscar soluciones y encontrar lugares dónde poder comprar a granel en la isla.

Si te gusta elaborar tu cosmética casera, si eres un as haciendo conservas, si tienes tu propio huerto ecológico o si simplemente te has propuesto reducir tu huella en la isla, ¡Bienvenido/a!

¡Únete!

about

 

Si te ha gustado, comparte.Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Recent Posts
Showing 3 comments
  • Raquel
    Respon

    Hola Marina,

    Yo hace tiempo que estoy investigando sobre este tema y ya he comenzado a hacer cambios en mis hábitos de consumo.

    Una de las cosas más difíciles son los líquidos. No hay forma de comprar vinagre, por ejemplo, a granel. Me interesa mucho que podamos compartir experiencias y lugares o recetas DIY.

    Tampoco he encontrado nadie que recoja lo orgánico para hacer compost como he visto en otras ciudades.

    En algunos blogs hay guías muy interesantes. ¿Has visitado la web de “Amics de la terra”? Tienen cosas geniales sobre el tema.

    Yo propondría hacer una guía de establecimientos que no te pongan pegas a la hora de llevar tus envases. Ahorraría mucho tiempo.

    Andaba un poco desanimada últimamente y me ha alegrado mucho tu post.

  • Magy - La Morada Simple
    Respon

    Hola, Marina. Muchísimo gusto y un honor que me tengas en tu lista de webs bonitas. A Yve y Mariana las admiro mucho así que me halaga tu recomendación. Te mando un abrazo enorme.

  • Yve Ecocosmopolita
    Respon

    ¡Muchas gracias por recomendar a La Ecocosmopolita! :-) ¡Ánimos con ese reto!

Leave a Comment